Los problemas de mantenimiento de la casa suelen ser frecuentes en el tiempo, y muchas veces solucionar algunas averías puede costarnos una gran cantidad de dinero cuando en realidad no ha sido necesario. Aunque si bien es cierto que lo mejor ante un evento inesperado es llamar a los expertos, existen algunos trabajos o reparaciones que podemos realizar nosotros mismos en casa sin necesidad de acudir siempre al fontanero.

Es muy fácil solucionar siempre y cuando para ello tengamos las herramientas necesarias y adecuadas para un determinado fin. Obviamente, también se hace necesario aprender y comprender para qué sirve cada una y cómo poder actuar en una emergencia dentro del hogar y salir del apuro.

Lo primero que debemos hacer es asegurarnos con adquirir herramientas que sean de calidad comprobada tal y como hace una empresa de fontanería. Es sumamente importante tener en cuenta que si se escoge bien cada pieza, estaremos haciendo una inversión para la casa que durará toda la vida. No es necesario que llevemos todos los instrumentos de fontanería que encontremos en el mercado, aquí te diremos cuáles son los básicos que no deben faltar en tu caja o maletín para atender cualquier  avería que se presente en el hogar, además te enseñaremos para qué sirve cada una y cómo debes usarla.

Llave inglesa: Es la más importante de las llaves. Viene en diferentes tamaños y medidas y es indispensable para la manipulación de tuercas y tornillos, bien sea para apretarlos o aflojarlos. Lo recomendable es tenerla en al menos dos tamaños distintos puesto que son necesarias en diferentes trabajos de fontanería.

Martillo: Siempre es imprescindible en una casa, ya que clavar o sacar clavos es una de las actividades más frecuentes en cualquier trabajo que se realice en el hogar. Uno de madera y de diseño básico es el más práctico para manipular con facilidad.

Destornilladores: También son instrumentos indispensables para cualquier trabajo o reparación de este tipo. Lo ideal es tener al menos uno para ajustar o desajustar tornillos de cabeza plana y otro para tornillos de cabeza tipo estrella, y si es posible cada uno en dos tamaños diferentes. De todos modos es fácil encontrar en el mercado juegos de destornilladores con varias puntas que son accesibles económicamente y nos ahorran muchos problemas en casa.

Alicate: Esta especie de pinza es muy útil para las tareas de fontanería en el hogar. Sirve para sujetar piezas, para agarrarlas y hacerlas girar, para cortar alambres y cables, en fin, son de gran ayuda en muchos trabajos.

Llave Allen: Estas llaves en forma de L y cabeza hexagonal pueden funcionar para atornillar cierto tipo de anclajes en el mobiliario. Las hay de diferentes medidas.

Cortatubos y cortador de tubos PVC: El cortatubos viene en distintas medidas y nos permite hacer un corte limpio de tubos metálicos de una forma más rápida y sencilla que si utilizáramos una sierra. El cortador de PVC sirve para cortar tubos de este material sin mayores dificultades.

Taladro: Es también un básico para tenerlo en casa. Es un instrumento eléctrico esencial para diversas tareas de fontanería, se usa para hacer agujeros y viene con varios tipos de brocas. Es importante elegir uno de buena calidad.

Debemos recordar la importancia de resguardar en un lugar apropiado estos instrumentos, lo ideal es que todos estén acomodados dentro de una caja de herramientas para evitar la humedad y los cambios de temperatura extremos y además mantenerlos fuera del alcance de los niños .

Deja un comentario