Anualmente, la cantidad de personas que fallecen o resultan lesionadas a causa de una imprudencia frente al volante sigue siendo alarmante. Más allá de los números, lo más lamentable es que la principal razón de estos sucesos es el uso indebido de los teléfonos móviles al conducir. Por esta razón, los abogados de accidentes de tráfico están atentos para ofrecer una buena orientación a quien más lo necesite.

A nadie le gustaría tener la necesidad de llamar a un especialista en esta materia, pero la realidad es otra: los problemas en las vías ocurren cuando menos lo piense. En este sentido, no es una exageración buscar a un profesional de confianza que esté dispuesto a atenderle en el momento más preciso.

De acuerdo con las leyes que regulan este tema, toda víctima tiene derecho a recibir una indemnización económica, que le dé un soporte financiero mientras se recupera. Muchas personas prescinden de un abogado para hacer su reclamación, pero esto no es garantía de que el dinero que reciba corresponda con lo real.

Por lo tanto, lo más recomendable es contar con la ayuda de un especialista que va a luchar hasta el final, para que le otorguen la cantidad justa. Esto se calcula a través de un sistema de puntos, conocido como Baremo, que es actualizado cada año. Allí, se podrá conocer el valor que se le da a cada lesión, con el objetivo de determinar el pago correcto del resarcimiento.

En muchas ocasiones, cuando el lesionado decide atravesar solo todo este proceso sufre las consecuencias a la hora del pago, si es que logra convencer a la compañía aseguradora. Pero, si está amparado por la figura de un abogado Getxo, a veces, basta con que diga su nombre o el despacho al que pertenece y ya el conflicto en poco tiempo estará resuelto.

¿Quién tiene derecho a recibir una indemnización?

De acuerdo con la Dirección General de Tráfico, pueden hacer una reclamación las siguientes personas:

  • El conductor que no tenga la responsabilidad, incluyendo a ciclistas: si no posee seguro, no habrá nada que le prive de recibirla si no fue culpable.
  • Ocupantes: siempre pueden obtenerla, sin importar que quien iba frente al volante del auto fuese el culpable. Esto aplica también para ciclomotores, motocicletas, turismos, camiones y furgones.
  • Peatón: ocurre lo mismo que con el caso anterior, con excepción de que la culpa sea de la víctima únicamente.
  • Si hubo fallecidos: la indemnización se destinará para ciertos familiares, según la edad de quien haya muerto, dependencia económica de la víctima, existencia o no de algunos parientes, entre otros.

Un abogado es la pieza clave que va a macar la diferencia entre salir exitoso o decepcionado. Si ha pasado por una circunstancia como esta, no dude en solicitar ayuda en el momento oportuno.

Abogados de accidentes de tráfico

Deja un comentario