Hace un poco más de cien años, nadie pensaba en los automóviles como un medio de transporte viable para la sociedad, sino como un capricho. Pero de forma completamente opuesta, hoy resulta imposible imaginarse un mundo sin ellos.

No obstante, su abundancia no elimina el hecho de que son maquinarias impresionantes, compuestas por muchísimas piezas sometidas a una cantidad de presión y calor inmensa, que por ello mismo son bastante susceptibles al daño por el fallo de un solo mecanismo del sistema.

Y dentro de ello, el motor destaca como una de las partes más complejas, debido a la enorme cantidad de pistones y engranajes presentes moviéndose a una gran cantidad de revoluciones por minutos. Esto mismo vuelve de vital importancia el mantener dicho sistema completamente lubricado.

En general, el funcionamiento del sistema de lubricación es bastante sencillo: una bomba se encarga de bombear aceite hacia todas las piezas para recubrirlas de una fina película. Esta la protege de la fricción con otras partes del mecanismo, pues en caso de ocurrir desgastaría rápidamente el metal. Además de ello, los niveles de calor generados podrían dañar el motor catastróficamente.

Sin embargo, no se limita a la presencia del aceite, ya que este debe estar completamente libre de partículas extrañas. El cambio regular de aceite es parte de ello, mas siendo que incluso una partícula del grosor de un cabello (40 micrones) puede causar fricción entre las piezas y dañarlas.

Por ello, es de vital importancia cambiar el filtro de aceite cada vez que se le coloca nuevamente aceite al motor. Esta sencilla pieza se encarga de eliminar cualquier impureza presente en el aceite con una precisión que oscila entre los 20 y 30 micrones, causadas usualmente por fragmentos desprendidos de las piezas.

En sí, es un procedimiento sencillo, aunque es recomendable ir a talleres mecánicos de cambio de filtro en ontinyent para hacer el cambio de aceite y del filtro. Este podrá aconsejarnos con respecto a cuál escoger y hacer un trabajo preciso, de forma que no ocurra ningún tipo de recalentamiento o avería en el motor.

Deja un comentario