Los tratamientos médicos de la calvicie tienen su base en el trasplante o injerto de folículos capilares de una zona sana y poblada a otra en donde no hay presencia de cabello o vello, cabe destacar que  no existe cura o medicamento para evitar ser calvo, se pueden seguir tratamientos preventivos pero la única forma de eliminar la calvicie es por medio de un trasplante, bien sea bajo la técnica de tira o el moderno procedimiento de la técnica FUE.

Técnica FUELa técnica de tira se trata de un procedimiento quirúrgico en el que corta una tira de piel junto con el cuero cabelludo para posteriormente separar las unidades de folículos y colocarlos en la zona afectada por la calvicie, tiene riesgos menores y como desventaja deja una cicatriz que a pesar de ser muy fina es visible si se rapa la zona.

Por su parte la técnica FUE es un procedimiento mucho más laborioso, utilizando un microbisturí para extraer los folículos de forma individual, por lo que no hay limitaciones del número de unidades que se pueden extraer, si bien es un proceso más delicado los resultados son notablemente mejores y no existen riesgos siempre que se trate con un especialista.

Causas de la caída del cabello

1.- Herencia genética o alopecia androgénica: es la más común de las causas, y generalmente se presenta en los hombres, si tienes familiares con calvicie es probable que al alcanzar cierta edad empieces a notar caída del cabello comenzando por las entradas y la coronilla, no guarda relación con alguna enfermedad el problema viene dado por falta de testosterona.

2.- Estrés físico o emocional: los individuos con niveles de ansiedad elevados y estrés de cualquier tipo pueden sufrir de un efluvio telógeno, pudiendo perder desde la mitad hasta tres cuartas partes del cabello, por lo general, viene dado por una fiebre alta o infección grave, el parto en las mujeres, estrés emocional intenso y efectos secundarios de algunos fármacos.

3.- Otras causas: sufrir de algunas patologías como la anemia, el lupus y la sífilis producen la caída del cabello, los hábitos de peluquería pueden ser perjudiciales cuando se utilizan productos inadecuados y uso excesivo del secador de pelo, y por último, los cambios hormonales también pueden generar un daño en el cuero cabelludo.

Deja un comentario