Los frenos son una parte fundamental de tu vehículo, porque son los que te permiten tener un buen nivel de seguridad en el mismo. En todo caso, si necesitas unas buenas pastillas de freno, te recomiendo visitar aurgi, porque allí encontrarás las mejores, a los precios más bajos del mercado.

Sin embargo, debes tener claros los cuidados que debes darles a los frenos para que estos se mantengan en buen estado. Por este motivo te recomiendo seguir leyendo atentamente este post, y así encontrarás toda la información que necesitarás al respecto.

Consejos para cuidar tus frenos

Los frenos del coche deben estar en perfecto estado para asegurarte de que tendrás una buena capacidad de frenado. Por este motivo, debes fijarte en los siguientes consejos para su cuidado:

Frena con el motor

El frenado con el motor será crucial para evitar que tus frenos se desgasten o que se lleguen a sobrecalentar demasiado. Es por esto que, debes utilizar el frenado del motor siempre que vayas en una bajada, porque así evitarás cualquier tipo de sobrecalentamiento.

Si los frenos se sobrecalientan de forma constante, las pastillas de freno se irán cristalizando, lo que puede causar graves daños al disco de freno. Por este motivo, es aconsejable evitar que se sobrecalienten demasiado, porque así podrás evitar este proceso.

Realiza los mantenimientos pertinentes

Es importante estar realizando mantenimientos periódicos a tus frenos para asegurarte de que estén en buen estado. Es recomendable llevar el coche al taller por lo menos cada 10.000 kilómetros para un ajuste en el sistema de frenos.

De esta forma, te asegurarás de que tendrás un buen nivel de líquido de frenos, que las pastillas estarán en buen estado al igual que los discos. También se debe ajustar la distancia de frenado, para que esta sea la más corta posible y así evitar cualquier inconveniente.

Revisa periódicamente las pastillas de freno

Las pastillas de freno juegan un papel fundamental en sistema de frenado de tu vehículo, y estas deben tener por lo menos 2mm de goma para garantizar el frenado. En todo caso, debes asegurarte de estar revisándolas periódicamente en especial si usas mucho tu coche.

Si las pastillas tienen menos de este espesor, se puede producir un contacto de metal contra metal en los discos de freno. Lo que producirá daños y deformidades al mismo, y terminarás cambiando todo el sistema de frenos, lo que te resultará en un coste muy elevado.

Deja una respuesta