El cuidado de las personas mayores es un tema delicado porque su atención requiere de los debidos conocimientos, por eso muchos optan por trasladarlos a centros de atención. Sin embargo, el impacto emocional negativo que genera en las personas mayores y en sus familiares es la razón por la que muchos desean cuidarlos en casa. En estos casos, para no prescindir de la asesoría profesional, es recomendable la ayuda domiciliaria que prestan servicios asistenciales especializados.

Al tener bajo nuestro cuidado a personas mayores es necesario considerar que ellos no pueden realizar muchas de las actividades cotidianas, aunque no padezcan una enfermedad o condición que les debilite de forma determinada, la consecuencia natural del envejecimiento es el deterioro progresivo de muchas funciones físicas.

Esto implica tener paciencia para atenderles y también contar con los conocimientos necesarios para no perjudicar su condición permitiendo que realicen trabajos que excedan sus posibilidades o sometiéndoles a una dieta inadecuada.ayudadomiciliaria

Tener asistencia en casa

Para garantizar el cuidado indicado de alguna persona mayor que viva con nosotros, algunos centros asistenciales ofrecen un servicio a domicilio por parte de un equipo multidisciplinario especializado en el área, que abarca tanto atención de salud como la orientación y asesoría para su correcto cuidado.

Este servicio es una valiosa ayuda, ya que muchas personas no cuentan con el tiempo para estar pendientes de ofrecer el cuidado adecuado que requieren las personas mayores y esta es una de las principales causas de las lesiones, problemas alimenticios y de higiene que ellos sufren.

Con dicho servicio, podemos tener a los abuelos en casa y compartir con ellos, con la tranquilidad de que nuestras ocupaciones no serán obstáculo para que ellos sean bien atendidos y satisfechas todas sus necesidades.

Pensar en el día en que ya no dispongamos de la independencia física y cognitiva para realizar determinadas actividades es difícil para muchos. También lo es para las personas mayores; muchos padecen de estrés y ansiedad, debido a que se sienten poco útiles y frustrados por ello.

En este sentido, el compromiso de estos centros asistenciales es prestar un servicio educativo para los miembros de la familia que sea de gran ayuda para que todos se involucren en ello, orientando inclusive en cómo superar la ansiedad y enriquecer la autoestima de los adultos mayores.

Ciertamente, tener a un adulto mayor en casa es todo un reto que exige disposición, tiempo, paciencia y mucho aprendizaje, pero es una de esas situaciones que requieren de la unión y colaboración de todos los miembros de la familia, ya que es fundamental para su bienestar emocional.

Contrate los servicios de asistencia domiciliaria para adultos mayores y mantenga a sus familiares cerca, con el cuidado adecuado y afecto que tanto necesitan.

 

Deja una respuesta