¿Necesitas un motor y no sabes si comprarlo nuevo o de segunda mano? Te contamos las ventajas y desventajas de cada una de estas opciones para que finalmente tú decidas.

Ventajas de un motor nuevo

1.Con un motor nuevo, prácticamente tendrás… un coche nuevo.

2.Tienen una garantía larga.

3.No vas a tener ningún problema con el taller. Si ponen inconvenientes a la hora de montar una pieza, suele ser con las de segunda mano.

Desventajas de un motor nuevo

1.Son más escasos que los motores de segunda mano y solo los suelen tener las empresas que han fabricado el coche.

2.El desembolso que haces es grande. Un motor nuevo suele costar entre 4000 y 6000 euros.

Ventajas de un motor de segunda mano

1.Los motores de segunda mano de coches suelen encontrarse con mucha facilidad. Tienes cientos de desguaces en la red, por ejemplo, que disponen de ese modelo.

2.Suelen costar en torno a unos 800-1000 euros. Una opción más que buena cuando el presupuesto es ajustado.

3.Rara vez suelen no funcionar. Hoy día los CATs ofrecen motores de calidad que han sido concienzudamente analizados antes de su puesta en venta para ofrecer un componente de segunda mano al cliente pero de calidad.

4.Es la mejor opción para coches que tienen ya algunos años y en los que no queremos invertir grandes sumas de dinero.

Desventajas de un motor de segunda mano

1.Siempre ronda por tu cabeza, “Me saldrá bien”. Ten en cuenta que la garantía de las piezas de segunda mano suele estar en torno a unos 3 meses.

2.Evidentemente la vida de un motor de segunda mano es mucho más corta que la de un motor de primera mano.

3.Tienes que tener cuidado con el desguace para que no te engañen.

4.Hay talleres que se niegan a montar piezas de segunda mano y sobre todo los motores.

Deja una respuesta