Para nadie es un secreto que tanto el retenedor dental removible como el retenedor fijo resultan ser el complemento más que perfecto tras un tratamiento de ortodoncia con brackets, esto con el único fin de lograr conseguir los resultados deseados. Es por ello que nosotros decidimos realizar este post, con la finalidad de hablarles un poco sobre el cuidado que requieren los retenedores dentales removibles para que nos duren el máximo tiempo posible en perfecto estado.

Como es de saber, luego de culminar con el tratamiento de ortodoncia con brackets nosotros debemos utilizar por un período unos retenedores dentales removibles o fijos con el fin de obtener mejores resultados, es por ello que los Retenedores removibles en las palmas como en muchos otros lugares del mundo son tan demandados. Así que si tú actualmente estás por usar este tipo de productos toma en cuenta estos consejos.

  • Tratarlos con cuidado

Si bien es cierto que los retenedores removibles son caracterizados por ser bastante resistentes es de vital importancia que los tratemos con mucho cuidado, esto con el fin de que nos puedan durar mucho más tiempo, si quieres que tus retenedores dentales removibles te duren en perfecto estado entonces cuidados y a su vez alterna el lado por el que lo quitas.

  • Limpiarlos con delicadeza

Recuerda que justamente cuando lavamos los dientes, estamos a su vez limpiando el retenedor fijo, así que en cuanto al retenedor removible es de mucha importante que los limpiemos muy bien cada vez que los retiramos de la boca, esto con ayuda de un jabón neutro y con abundante agua, la cual nunca debe estar caliente, y para su limpieza jamás debemos hacer uso de pasta de dientes, debido a que los retenedores pierden la transparencia y es aquí cuando terminan por volverse muy blancos, perdiendo incluso hasta gran parte de su estética, cosa que no queremos.

  • Remojar los retenedores

Ten en cuenta que para completar la limpieza del retenedor removible es necesario ponerlo al menos una vez al mes en un recipiente con agua en conjunto de una pastilla de limpieza que sea realmente específica para este tipo de aparatos, luego de ello solo debemos enjuagarlos bien.

  • Guardar los retenedores siempre que no los lleven puestos

Tan pronto nos quitemos los retenedores, hay que lavarlos correctamente y luego hay que guardarlos en su caja y claramente en un lugar seguro, aquí es realmente necesario evitar el mal hábito de envolverlo en pañuelos o en su defecto en servilletas y ponerlos en los bolsillos bien sea de los pantalones o de las camisas o dejarlo en una gaveta sin la protección adecuada.

  • No comer, lavarse los dientes o usar el hilo dental con el retenedor removible puesto

Evita ante todo comer con el retenedor removible puesto, debido a que este puede llegar a romperse con facilidad, como también pueden perder la transparencia y convertirse a su vez en un depósito de bacterias.

En este caso también, debemos tener mucho cuidado cuando mordemos, ya que podemos romper el retenedor, además tampoco podemos lavarnos los dientes ni usar hilo dental cuando llevamos puesto el retenedor removible.

No morderse las uñas ni masticar chicle

En este caso no olviden que morderse las uñas es un hábito que debemos evitar a toda costa, ya que está acción entorpece el trabajo de los retenedores, haciendo en muchos casos, que se provoque el desplazamientos en nuestros dientes y se dificulte su correcta alineación, además tampoco debemos masticar chicle cuando llevemos puesto el retenedor.

Deja una respuesta