Habilidades blandas que todo empleado debe tener

habilidades de empleados

A la hora de seleccionar candidatos y evaluar a los empleados, además de las habilidades y conocimientos técnicos, el departamento de RRHH también evalúa y controla las denominadas habilidades “blandas” o transversales. Estas son «características actitudinales» que hacen de un empleado -cualquiera que sea su rol- un buen recurso para cualquier empresa y que, como tal, deben ser cultivadas y desarrolladas día a día.

Habilidades interpersonales

Ningún empleado es una isla: hay que saber interactuar, escuchar, fomentar la participación, mitigar los conflictos. No estamos hablando solo de relaciones con colegas: saber interactuar con clientes y proveedores es una cualidad deseable para todos, y no solo en ventas, marketing y atención al cliente. Después de todo, nuestros empleados también son nuestros mejores embajadores de marca. Esta habilidad blanda se vuelve especialmente importante para leer más cuando tiene que administrar un equipo que trabaja habitualmente desde casa, para recrear la atmósfera colaborativa de la oficina. Esta es una habilidad esencial para un profesional de recursos humanos.

Habilidades digitales

Aunque deberían considerarse una categoría separada de habilidades, en algún lugar entre las habilidades duras y blandas, las habilidades digitales ahora son tan importantes que no pueden excluirse de esta lista. En efecto, la transformación digital que se está produciendo a todos los niveles requiere de una amplia gama de competencias tecnológicas capaces de gobernar este cambio. Tener una buena base es por tanto lo mínimo a día de hoy. Para conocer más sobre las habilidades digitales, te ofrecemos este artículo.

Trabajo en equipo

Trabajar en una empresa es ante todo saber trabajar en equipo, cualquiera que sea el puesto jerárquico que ocupe. El trabajo en equipo no debe darse por sentado y puede cultivarse a través de una gran cantidad de actividades corporativas de creación de equipos y capacitaciones experienciales.

Habilidades de comunicación

Ya sea una conversación con un colega, el envío de un correo electrónico o una breve sesión informativa para su equipo, es crucial poder comunicarse de manera clara y efectiva.

Fiabilidad. Bajo el término fiabilidad podemos englobar un gran número de cualidades «humanas». La de trabajar de forma independiente sin necesidad de supervisión, la honestidad, la integridad, la puntualidad y todo lo que nos lleva a confiar en un colega. Absolutamente esencial para mantener una buena productividad cuando se trabaja desde casa.

Habilidades de investigación

Encontrar la información que necesitamos rápidamente es tan importante hoy como tenerla en primer lugar. Muchas de nuestras dudas se pueden responder en línea con la consulta del motor de búsqueda correcto, nuestro diario electrónico nos recuerda nuestras citas y, para obtener información detallada, siempre podemos navegar por nuestra revista de negocios favorita. La capacidad de distinguir fuentes confiables de fuentes menos confiables también es una parte integral de esta habilidad blanda fundamental.

Gestión del tiempo

Cada uno de nosotros tiene tan poco tiempo y tantas tareas que realizar que saber gestionar nuestro tiempo y asignar las prioridades adecuadas se ha convertido en una habilidad transversal imprescindible. Tanto es así que han surgido diversas técnicas para ayudarnos a aprovechar al máximo el tiempo que tenemos, como la técnica del tomate. Saber administrar su tiempo de manera independiente es uno de los desafíos más difíciles para muchos trabajadores a domicilio.

Organización

Ser organizado no significa necesariamente tener un escritorio ordenado y un escritorio con una cantidad razonable de iconos. Es más bien una forma personal de trabajar que nos lleva a no olvidarnos constantemente de compromisos, proyectos, citas.

Flexibilidad

En el mundo laboral cambiante de hoy, uno debe tener la capacidad de adaptarse a la novedad y el cambio sin perder la orientación. Un empleado flexible no se moverá por los cambios en las prácticas, herramientas y tareas.

Deja una respuesta