El concepto que manejamos de préstamo con garantía hipotecada, lo tenemos asociado por lo general a personas naturales, ya que entendemos que es un producto financiero bajo el cual un individuo, recibe un crédito (dinero) por parte de la entidad pública o privada para construir, comprar, reparar o reformar una vivienda, siendo la garantía del préstamo el propio inmueble, pero, ¿consideramos alguna vez créditos hipotecarios para empresas?

Este producto financiero se puede usar de infinidad de formas, para personas naturales o jurídicas, bajo condiciones de garantía limitada o ilimitada, y con diferentes cláusulas en sus contratos particulares, y en efecto representa una oportunidad para emprendedores, y pequeños o medianos empresarios.

¿En qué consiste el crédito hipotecario para empresas?

Es un producto financiero que solicitan emprendedores, empresarios y personalidades jurídicas para hacerse de la cantidad de dinero necesaria para dar inicio con un nuevo negocio, es decir, la agencia o entidad otorga un crédito inicial suficiente para emprender un nuevo negocio, y a cambio el solicitante deja en garantía alguna propiedad.

Es una forma de impulsar nuevos proyectos de negocios, a crecer e iniciar operaciones, por lo general, el principal impedimento de muchas buenas ideas es el dinero, sin embargo, no es un producto para tomar a la ligera, hay que recordar que hay que ser muy puntual con las fechas de pago y organizar muy bien los ingresos para no saltar ninguno de ellos.

Los beneficios de este producto son a nivel empresarial y no están limitados a proyectos iniciales, si necesitas ampliar tu empresa para tener un mayor alcance, también puedes solicitar el dinero que necesitas para llevar a cabo las operaciones.

La mejor opción al momento de realizar la solicitud es con instituciones de capital privado, ya que tendrás la disponibilidad en poco tiempo lo que te da un margen de efectividad mayor.

Deja una respuesta