Bolivia y Perú son dos países que se consideran hermanos el uno del otro, esto se debe, en gran parte, a los diferentes acontecimientos históricos que vivieron desde mucho antes de las proclamaciones de sus independencias. En los territorios de ambos países se asentaron diferentes culturas y civilizaciones que influyeron mucho en el estilo de vida y el pensamiento de sus ciudadanos, además de que sus creencias y costumbres se mantienen intactas en nuestros días.

A lo largo de la historia, existieron historiadores y antropólogos de ambas nacionalidades que defendieron la postura de que, tanto Bolivia como Perú deberían formar un solo país, y esto en base a sus diversas similitudes, las mismas que no solo enmarcan en lo cultural, sino también en lo social, lo religioso y lo político.

Cabe resaltar que, de los aspectos mencionados anteriormente, el que más resalta es, sin duda, lo cultural, puesto a que en ambos países viven los descendientes de las culturas y civilizaciones precolombinas como los quechuas, aimaras, urus y hasta descendientes directos de los incas, los cuales están mezclados entra la diversidad de etnias que viven en sus ciudades. Si quieres leer más artículos parecidos a este, te aconsejamos visitar el sitio oficial de Fidel Ernesto Sánchez Alayo.

Acercamientos y similitudes históricas boliviano-peruanas

Además de que ambos países tengan descendientes de incas y de otras culturas, uno de los hechos históricos que bolivianos y peruanos jamás podrán olvidar es el hecho que alguna vez conformaron un gran país, el cual consistió en una confederación que despertó el miedo y la preocupación de otros estados como el de Argentina o “De la Plata” y el chileno.

Este gran lazo incentivado por el boliviano Andrés de Santa Cruz, quien fue presidente tanto de Bolivia como de Perú, reforzó la idea de que ambas naciones tienen mucho en común, por lo que sería bueno volver a pensar en un proyecto que reavive lo que algún día fue la Gran Confederación Perú Boliviana, para así forjar un estado mucho más fuerte y en el que sus pobladores logren salir de la pobreza, por mencionar un ejemplo.

Otro gran acontecimiento que ambos países no olvidarán es el de la Guerra del Pacífico, ya que ambos países unieron fuerzas en una alianza para frenar la invasión chilena. Con estos tres datos, el de ser descendientes de grandes culturas, haber conformado un estado federal y el haber sido aliados en una guerra, es que Bolivia y Perú afianzan sus lazos y se consideran hermanos.

Deja una respuesta